Anécdotas del X Maratón del Pacífico.

suburu

 

 

 

El sábado salimos muy temprano rumbo a Mazatlán, según mis cálculos haría 8 horas y media manejando hasta destino.

 

Tremendo susto nos llevamos cuando después de 6 horas de conducir y debido a que no había dormido lo suficiente, sin poderlo resistir se me cerraron los ojos un par de segundos y ahí vino el desastre, perdí el control del automóvil… la llantas del lado del copiloto rodaron fuera de la cinta, hice un movimiento para retornar al asfalto, pero la maniobra hizo que girara 180° y inevitablemente salimos volando por el otro carril hacia el campo. Iba a 110 Km./h, por lo que salimos unos 60 metros fuera del camino, levantando hierba, lodo, ranitas y saltamontes que posaban sobre la zona, hasta que una roca de al menos unos 40 cm. de altura nos detuvo entre la hierba y el piso pantanoso.

 

 Ufff… un respiro profundo y a revisar si mi hija y esposa estaban bien.  Afortunadamente ni un rasguño o golpe, yo también estaba bien, así que salí del auto para revisar en que estado había quedado y lo más importante ver donde habíamos quedado.

 

 Revisando con detenimiento, el auto se veía bien, encendió pero no pude sacarlo ya que estaba atascado entre hierbas y lodo.

 

Quise usar el móvil para solicitar apoyo de la aseguradora y ver si me podían enviar una grúa, pero estaba muerto, ni una marca de señal.

 

 Caminé hacia la carretera y pedí que se detuviera la primer camioneta que pasó, para mi suerte era una 4×4, con lo que no tuvo problemas en meterse y con ayuda de una cadena nos pudo sacar.  Para mayor fortuna el tipo de la camioneta era mecánico, por lo que hizo una evaluación del auto y lo único que tenía era el golpe en el costado del auto y el rin frontal roto, así que a sacar la llanta de refacción y listo, pude verificar en un corto tiempo que el auto estaba totalmente intacto…  Dios!!! Increíble, a esa velocidad y la manera en que salimos, haber salidos ilesos y el auto solo con un “golpecito”… o la suerte del mundo nos acompañó o sin dudas el de “allá arriba” nos facilitó todas las condiciones para que no ocurriera nada lamentable.  Sinceramente creo que la segunda.

 

 Como sea emprendimos nuevamente el camino, ahora con los ojos bien abiertos, despacio y bien atento en las condiciones del auto,  llegamos finalmente a destino. Nos registramos en el hotel y fui por mi paquete de corredor, eso sí, como fui uno de los primero 1500 participantes en inscribirse por internet recibí el trato de corredor VIP, es decir zona aislada para recoger el paquete, con zona para descanso y masaje por si lo requería y un refrigerio.

 

 El resto de la tarde fue para distraernos, primero a comer, un rato a la alberca y por la noche de paseo por la ciudad y cenar tranquilos, luego vino el festival de luces, con pirotécnica imitando las que se dan en Disney World, bastante bien para contrastar una noche oscura a lo largo de la playa con rayos laser y luces antiaéreas.

 

 Domingo 4:00 hrs. suena el despertador y me levanto para comer una sopa de pasta instantánea y un plátano, me tomo una ducha y al terminar un sorbo de bebida isotónica, la mañana está fresca, calculo que amaneció entre los 14 y 15°C.  Me visto y salgo hacia la salida que está a 1 Km. del hotel.  Al llegar me quito la chamarra y veo que hay un acceso para corredores VIP, así que dejo mis cosas en el guardarropa y sin perder tiempo ingreso a la zona y me acomodo entre el grupo de personas que ya estaban adentro, de esta manera logré mantenerme calientito hasta la hora de salida.

 

 6:30 hrs. dan la salida y vamos unos cuantos miles corriendo a paso conservador muy por detrás de los corredores elite, que a los pocos segundos habían dejado metros de por medio con el resto de los mortales.  Los primero 5 kilómetros todo es alegría y se oyen las bromas y las historias que suelen cruzar entre los corredores que se conocen y otros más que te meten a la plática aunque no te conozcan pero es parte de la camadería que se vive en este tipo de convivio inicial.

 

 El kilómetro 10 lo pasé exactamente en 1 hora, un poco exigido para lo que tenía planeado, pero me sentí cómodo así que decidí mejor llevarme por las sensaciones y dejar de ver el reloj.

 

 Por el kilómetro 12, estaba el retorno para los que van por medio maratón, piden que los que van por el maratón se vayan por la derecha, así que me voy por donde me indican, y en esta parte es traumática… ves a todos dando la vuelta y prácticamente te quedas solo, 2 tipos a unos 500 mts por delante que van por el maratón, después de un rato de tomar esa ruta volteo y llego a ver a otro tipo que se une a los pocos que nos animamos por la distancia completa,  a partir de ahí empieza a disminuir la cantidad de gente que apoya con sus porras y palabras de aliento, eso sí, los pocos que se ven en el trayecto se nota que lo hacen de corazón.

 

 Cabe decir que la organización está bien en cuanto a hidratación, pero lo que es el servicio médico deja mucho que desear, pude ver en el trayecto a varios corredores que se acalambraron y nadie sabía siquiera como dar un masaje para relajar la zona adolorida, triste, pero tampoco hubo apoyo con vaselina para los que empezábamos a rozarnos a partir del kilómetro 22.  Estoy muy agradecido con una jovencita que estaba entre el publico que fue por un tarro de vaselina y empezó a ofrecer a los corredores, tomé un poco y me unté las tetillas que ya empezaba con la sensación de roce.

 

 En el kilómetro 30 pasaba por el hotel donde estábamos hospedados, ya me esperaban mi esposa e hija, me tomaron la foto de rigor y me alentaban a seguir, volvería a pasar por ahí en busca del kilómetro 40 así que les dije que en 1 hora y 15 minutos pasaba nuevamente, continúe y sin percatarme llevaba 32 kilómetros y no me había detenido ni para hidratarme, cuando en los otros maratones a partir del Km. 25 tomaba agua e isotónica caminando para luego retomar la carrera, así que me reté a no detenerme hasta que estuviera agotado.  Así mantuve hasta llegar al kilómetro 37, donde ya de regreso por la misma avenida me tocó una lave cuesta que aunque quise subirla corriendo, los músculos me dijeron que la caminara, así fue que me tomé 2 minutos para recuperarme.  Emprendí nuevamente el ritmo, pasé por el Km. 40 donde me esperaban nuevamente mis 2 niñas… y no me detuve hasta llegar a la meta.  Tiempo de chip final 4 horas 38 minutos 24 segundo.  Mi mejor marca hasta ahora.  Terminé con muy buenas sensaciones y la recuperación ha sido magnífica, hoy es el segundo día y no hay dolores más allá de los que dejan una tirada larga de los domingos. 

 

 No sé si regrese a correr a Mazatlán, pero lo que sí sé es que tengo que mantener la condición para correr el maratón del 1 de Marzo del 2009, quedan menos de 90 días y la idea es correrlo a paso de entreno porque el reto será el ultramaratón de 50 Km. el 5 de abril…

 

 Hay de locos a locos… hay quienes terminan un maratón y piensan en el otro, pero ya pasé por eso, ahora pienso antes de un maratón cual es el siguiente y un poquito más allá… “Hacia el infinito y más allá…” (Buzz Light Year en Toy Story).

 

 Felices kilómetros…

Anuncios

3 comentarios el “Anécdotas del X Maratón del Pacífico.

  1. manu dice:

    hola que tal como estas, estupenda la reseña que hiciste de tus aventuras por MAZATLAN, Y SOBRE TODO ESTUPENDO TIEMPO REALIZADO EN ESTE MARATON que espero algun dia correrlo.
    desde tierras del anahuac te envio un cordial saludo y te deseo que vengan muchos kilometros mas por delante.
    si puedes date una vuelta por mi blog:
    unpietrasotropie.blogspot.com

  2. joan josep dice:

    Menudo susto con el coche. No se si me hubieran quedado ganas para continuar el viaje. Enhorabuena por tu marca, que está fenomenal.

    Un saludo.

  3. Paco Montoro dice:

    Felicitarte por tu marca Luis y sobretodo por salir todos ileso del accidente. Es increíble lo que puede pasar en dos segundo…
    Mi admiración por tu afán siempre de superación…
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s