Entre recaídas y re-levantadas.

La semana pasada estuve ausente de mi entrenamiento durante 4 días, nuevamente gripe, hace casi un mes que salí de una y voy saliendo de otra. En el fondo estoy tranquilo porque significa que esta navidad es posible que enferme poco por esta causa.

Retomamos el curso cubriendo 30 minutos el Jueves, me dediqué más a estirar, el sábado hice otra salida de 20 minutos, y el domingo estuve dudando en cubrir o no mis 24 km que marcaba mi programa. Comencé muy lento y siempre con la idea de parar si el cuerpo me lo pedía después de estar inactivo casi toda la semana. Como las sensaciones eran muy buenas finalmente completé la distancia en 2 horas 30 minutos, lo mejor fue que no hubo efectos de cansancio, aproveché el día para salir de compras con mi familia, asistimos a una fiesta de cumpleaños de mi primita que cumplió 12 años, cuando llegamos me percaté que a una calle de ahí había unos chicos en pantaloncillo corto y camisetas del mismo color haciendo trote ligero por la calle y un tanto más allá un grupo de gente como si hubiera fiesta, “Esto se me hace familiar”, me dije.. “Ahora regreso”, alcancé a decirle a mi esposa mientras caminaba hacia la multitud, Al ir llegando me di cuenta que era una pequeña carrera popular de no más de 25 personas, la mayoría niños, 5 participantes en la libre (entre los 18 y 40 años). Mi sorpresa fue mayor cuando al llegar varias personas que ni conocía me preguntaban que si me iba a inscribir, y más cuando los corredores mayorcitos me hablaban para que fuera con ellos, al verlos más de cerca pude distinguir a Roberto, mi compañero en la anterior carrera de 10 km. Hasta los organizadores ya me pedían que me apuntara y que me consiguiera una indumentaria apropiada para la prueba… unos temibles 3 km… como queda entendido que en la mañana le metí duro a la distancia y aunque no sentía cansancio y estaba totalmente fresco, no tuve más remedio que agradecer la motivación recibida, pero, en esta ocasión no caí en la tentación y solo me apunte de espectador.

La verdad se siente uno en las nubes al ver que ya figuramos como atletas reconocidos en esto de correr, aunque sigamos siendo de paso lento como menciona mi estimado Slowpepe en su reciente entrada: Aquí va el enlace.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Personal.

2 comentarios el “Entre recaídas y re-levantadas.

  1. Joan Josep dice:

    Pues para estar delicado de salud, menudas tandas de kilómetros de das. Te deseo que mejores rápidamente.
    Por cierto, el artículo de Corricolari es de lo mas recomendable.

    Un saludo.

  2. Luis dice:

    Gracias Joan, ya te añadi a mi lista de blogeros, te estaré checando de vez en cuando. Dejame decirte que también vas muy bien, ya verás que después del reto de los 10 km, va a venir la media y después el Maratón… aunque yo empecé al revés….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s