Corro que me deja el avión.

Pues bien, ayer no hubo oportunidad de reportar debido a la carga de trabajo, más cuando por requerimientos de trabajo me toca viajar. Ayer sin embargo y en vista de que esta semana “pinta” para que no tenga oportunidad de correr mucho, me aventé 40 minutos con lo que llaman cambios de ritmo a sensaciones, entre los aceleres y los tiempos de recuperación sigo cubriendo la misma distancia en el mismo tiempo (esto es 7 km. en los 40 minutos). No me preocupa mucho este hecho, me interesa más el como me siento contento cuando soy capaz de lograr estos cambios de ritmo y no morir en el intento, es decir, en los aceleres ya voy con lengua y pulmones a todo y sin embargo mis pulsaciones apenas llegan al 90% de capacidad según mi pulsímetro, solamente una vez he alcanzado un 95% y fue cuando me atreví a realizar un sprint en una cuesta hace ya un par de meses durante el entreno para el maratón.

Les platicaré como fue con lo que pronostico sea un par de días de entreno en la caminadora del hotel al que llegue a partir de mañana, hoy solo toca correr al auto y al avión.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Personal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s